Hombre-pájaro


En vuelo fugaz y rasante,

voy.

Es incontrolable esa necesidad

de sentir cierta inseguridad,

traducirla en invulnerabilidad

y así acabar de una puta vez

con tanta estúpida abstracción.

Voy inseguro y felizmente

desplumando los errores

como a pollos asfixiados

como a niñas asustados.

Pero la sangre me quema

en las alas, en las venas,

en el medio de una mente

atormentada de pasiones.

E inevitablemente, la piel

me arrincona contra lo que soy,

me obliga al tacto del yerro

para escapar, en vuelo, del tedio

so riesgo de caer en las hondas

profundidades del dolor.

No creo, no sé, no me importa,

salto voluptuoso al aire

con el miedo a caer, siempre.

Pero con la certeza de abrazarme

a tu piel, que es decir, al placer.

No sé cuánto dure este hedonismo

vuelo momentáneo del no soñar,

no sé cómo ni qué debo hacer

para evitar la inminente caída.

Pero voy con el aire de colchón,

con el viento en las venas

galopando entre nubes

de pieles que se estremecen,

de bocas que besan y no agradecen,

de ojos que sonríen y no piden,

de momentos, momentos que son nada.

En vuelo rasante y nocturno,

como un pájaro equivocado,

voy volando.

Vuelo así, magnífico y único,

como vuela el chancho.

Lucas López Martín

Ilustración Maria Jose Daffunchio

Anuncios

Una respuesta a “Hombre-pájaro

  1. Muy buena la Poesía de Lucas. Pero prefiero tus dibus .Siempre, María José.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s