EL SUEÑO DE CHUANG TZU


Chuang Tzu soñó que era una mariposa. Al despertar ignoraba si era Tzu que había soñado que era una mariposa o si era una mariposa y estaba soñando que era Tzu.

Ilustración María José Daffunchio

Anuncios

4 Respuestas a “EL SUEÑO DE CHUANG TZU

  1. Pedro Manterola

    Chuang Tzu sabía que en el fondo de sí mismo era una mariposa. Que la mariposa vivía en sus entrañas, descansaba en su pecho, hacia de su sangre clorofila y destibala polen de sus lágrimas. La mariposa sabía que era Chuang Tzu, que sus brazos eran alas y sus ojos las antenas que le permitían adivinar el horizonte. Juntos volaban, hacien de libar néctar un placer, de su entrega mutua, de su presencia recíproca, nacía una luz que hacia brillar la silueta de Tzu. Con sos ojos de cielo raso la mariposa enamorada no dejaba de mirar a Chuang, su sonrisa azucarada, su bigote de mandarín y su barba de pregunta. Y Chuang Tzu y la mariposa no sabían de quién eran las alas, de quién el corazón, de quién sería la savia y la si la vida era de dos.

  2. puede ser señor,puede ser.Saludo y gracias por compartir!

  3. Pedro Manterola

    Perdón por ser entrometido.

  4. no dije eso en ningún momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s